Crecimiento personal: Elige bien tu herramienta.

Crecimiento personal

Hoy en día el buscar un crecimiento personal, momentos de autocuidado, cultivar nuestro amor propio y aprender a escucharnos, parecieran ser tareas indispensables dentro de nuestra organización diaria.

El 2020 nos regaló momentos fuertes e importantes que, en muchas ocasiones, hicieron propicios estos espacios de reflexión. Algunas con facilidades innatas de encontrar las herramientas necesarias para aprovecharlos; pero otras como yo, solo nos quedábamos en las ganas y nos perdíamos en un laberinto de posibilidades sin saber que hacer y cual elegir.

Sin embargo, hoy es un día que no me gustaría olvidar en mi agenda. Ya que comencé a adentrarme en el mundo de una herramienta que, sin tener ninguna experiencia profunda, ya me tiene sumergida en sus encantos y posibilidades. Para mi, esto es magia pura y alimenta gran parte de mis curiosidades e inquietudes para comenzar a crecer más.

Les hablo de los registros akáshicos.

Sin embargo, hoy no vengo a hablarles de ellos específicamente (No me atrevería a hacerlo luego de una sesión de aprendizaje) pero si quiero contarles como me decidí por esta herramienta y no otra de crecimiento personal.

Crecimiento personal

COMO ELEGIR UNA HERRAMIENTA DE CRECIMIENTO PERSONAL

1.- Identifica que necesitas trabajar: Esto es fundamental pero no por eso fácil de identificar. A veces, nos comenzamos a enredar entre tanto que queremos comenzar a potenciar en nosotras y sentimos que necesitaremos incluir dentro de nuestra vida diversas actividades o herramientas que nos ayuden a lograrlo.

Pero no. La verdad es que es importante aterrizar todo lo que pensamos que necesitamos y luego, priorizar. Una vez identificado todo, es más fácil saber como.

2.- Reafirma tus creencias: ¿En qué crees? Responde esta pregunta. Parece simple, pero es tramposa. En mi caso vengo trabajando hace mucho tiempo en mis creencias. Comencé a reflexionar en donde sentía que mi fe resonaba y donde no. Así me alejé por completo de lo que dictan las religiones y comencé a escucharme. El universo, su energía, nuestros guías, los diversos planos, la madre naturaleza y los seres elementales arman, a grandes rasgos, el paquete completo de mi creencia y fe.

Esto es importante, porque la herramienta que elijas debe estar alineada con lo que crees. Mientras más uno cree en lo que hace, más aplicadas y más resultados vemos.

3.- investiga: Sabiendo que necesitas trabajar y cuales son tus creencias; comenzamos el viaje de investigar las diversas herramientas que están a nuestra disposición.

Pregunta, lee, infórmate, escucha, involúcrate, cuestiónate, prueba, analiza, pero por sobre todo SIENTE Y ESCÚCHATE.

Cuando des con la herramienta adecuada lo sabrás. La sincronicidad ocurrirá y las señales aparecerán. ATENTA.

4.- ELIGE: Y listo. Cuando des con la herramienta comienza tu camino. De forma consciente (Eso me estoy repitiendo como mantra hace algún tiempo) y disfruta el proceso sin esperar grandes cosas…solo entrégate (Como lo dijo mi maestra hoy)

El crecimiento personal es posible siempre cuando así lo quieras.

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. […] bueno, masturbarse es un acto que te ayuda a esa conexión. Por eso considero que parte de nuestro crecimiento personal y cultivo de autoestima tiene mucha relación con como nos gozamos a nosotras […]

  2. […] bueno, masturbarse es un acto que te ayuda a esa conexión. Por eso considero que parte de nuestro crecimiento personal y cultivo de autoestima tiene mucha relación con como nos gozamos a nosotras […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *